Dos hombres que estaban detenidos en la Estación de Policía de Curumaní se habrían fugado a través de los barrotes de la celda

Las advertencias que había hecho la Defensoría del Pueblo del Cesar a las autoridades en Curumaní sobre las condiciones precarias en infraestructura de la Estación de Policía para mantener a personas privadas de la libertad y el hacinamiento en la celda, finalmente demostraron que el aviso de la entidad estaba bien sustentado.

Dos hombres que estaban privados de la libertad se fugaron sin forzar la reja y salieron de la celda a través de los barrotes de la reja. Lo que extraña a las autoridades es que los sujetos se escaparon a pesar de la vigilancia que debía haber en la Estación.

El escape se registró entre la tarde y noche del jueves 26 de agosto. Ante lo ocurrido las autoridades permanecieron en silencio, hasta que se ventiló a los medios de comunicación la fuga.

Tal como se mencionó, la Defensoría del Pueblo había advertido que la Estación de Policía no estaba en las condiciones para albergar a personas judicializadas.

“Fuimos a Curumaní a hacer la visita, donde encontramos a 12 personas en un calabozo de 3 metros por 2 metros, advertimos a la administración municipal sobre la situación de hacinamiento en la que se encontraban allí”, dijo el defensor del Pueblo del Cesar, José Hernández.

La semana pasada la entidad tuvo una reunión con oficiales de la Policía y funcionarios de la Alcaldía para hacerle un seguimiento a la situación de la Estación y la población carcelaria. Días después ocurrió la fuga.

Post Author: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.