¡Qué imprudencia! Sin importar que tractocamión y furgón se incendiaban, se llevaron las carnes y los elementos de construcción que transportaban

En el desenlace de este accidente de tránsito ocurrido en Curumaní no cabe la frase “¡La prudencia se acabó!”, que sentencia el cantante de música vallenata, Silvestre Dangond en una de sus canciones, pues, según ciudadanos de ese municipio el buen juicio poco ha existido cuando se presentan este tipo de hechos.

En la tarde de este jueves un furgón que transportaba carne y un tractocamión que llevaba material de construcción, chocaron en cercanías al corregimiento San Roque, en Curumaní. Los conductores salieron de los vehículos antes que estos se incendiaran.

Sin embargo, parte de los elementos que transportaban los dos automotores quedaron por fuera. A pesar de las impresionantes llamaradas y que estas podían causar una tragedia mayor, decenas de personas llegaron al lugar y se apoderaron de la carne y el material de construcción que no alcanzó a ser abrasado por las llamas.

“Las cosas suceden y la gente no coge escarmiento todavía, las personas se preocuparon más por llevarse las láminas de drywall”, dijo el comandante del Cuerpo de Bomberos de Curumaní, Edgar Benjumea.

Las críticas de habitantes de Curumaní sobre la imprudencia de las personas no se hicieron esperar. Uno de los que levantó la voz fue el comerciante Gabriel Reyes, quien dijo que esto no deja una buena imagen a los costeños y por lo tanto le pide a la gente tener más consciencia de sus acciones para evitar, entre otras cosas, que se generen muertes.

Post Author: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.