Subieron de precio productos de la canasta familiar en Valledupar tras paro nacional

Como efecto dominó, el cual dice que un hecho genera consecuencias sobre otro y se sigue replicando, las protestas que se viven en Colombia desde la semana pasada por el proyecto de reforma tributaria propuesto por el Gobierno Nacional, no solo ha dejado a su paso muertes y daños materiales, sino que está afectando los precios de algunos productos de la canasta familiar.

(Puede leer también: Mayores de 50 años fueron incluidos en etapa III del Plan de Vacunación)

Los comerciantes y los ciudadanos son las últimas fichas en este ‘juego’, que está ocasionando consecuencias en sus bolsillos. Si usted va al mercado de Valledupar encuentra que algunas verduras y frutas han subido de precio; esto se debe a que no se cultivan en esta zona del país, sino que vienen del interior (santanderes, Boyacá y Cundinamarca), donde los protestantes bloquean las vías.

Al estar bloqueadas las carreteras se ocasiona un traumatismo impidiendo que los productos tarden en llegar a Valledupar. Adaín Ramírez, quien tiene un puesto de venta de verduras en el mercado de la capital del Cesar, ve afectada sus finanzas desde hace dos días porque le ha tocado invertir más de lo que normalmente hace.

El pimentón y la zanahoria presentan un incremento en su precio. Sin embargo, la cebolla se mantiene estable.

“Las verduras han subido considerablemente. Nosotros estábamos comprando el bulto de cebollín a 60.000, 70.000 pesos, y un bulto de cebollín ahora está costando 120.000 pesos, el doble y el triple. Esto nos tiene bastantes fregados”, cuenta Ramírez.

Amigo lector, para que se haga una idea, se puede encontrar con estos precios en el mercado: a diferencia de la cebolla roja, que se ha mantenido estable, el kilo de tomate estaba a 2.000 pesos hace una semana y ahora está a $4.000, aproximadamente; el kilo de cebollín estaba en 3.000 pesos, ahora lo puede comprar entre $7.000 y $8.000; y la papa comúnmente se estaba vendiendo alrededor de $2.000 el kilo, ahora lo venden alrededor de $3.000, $3.500 $4.000, dependiendo el tipo de papa.

“Nos ha afectado la canasta familiar, esto está terrible, se está comprando muy caro, realmente estamos recomprando la carga. Los camioneros se valen de la ocasión, porque, de todas maneras, ellos dicen que no tienen culpa, que les cobran de más, corren el riesgo y eso. El bulto de papa siempre se estaba comprando en $80.000, $90.000, ahora está a $130.000, $140.000. El bulto de tomate se compraba a $30.000, ahora está a $60.000”, dice Aideli Rueda, quien tiene casi cuatro años trabajando como vendedora en el mercado.

Aideli Rueda cree que si los precios siguen subiendo estará obligada a cerrar.

“Con lo que yo compraba antes, para surtirme así, en un día gastaba $300.000, $400.000. Con 300.000 pesos yo compro dos cosas, que es la papa y el cebollín. El tomate me tocó guerrearlo duro”, agregó.

Por su parte, el ciudadano Manuel Contreras señaló como grave lo que está pasando, porque ha visto como de su bolsillo sale más dinero de lo habitual. Este martes llegó al mercado a hacer compra de productos de la canasta familiar y se gastó 300.000 más de lo normal. “No se ve lo que he comprado. Hace una semana ese dinero me alcanzaba pa una compra de un mes. Lo que llevo solo me dura una semana nada más”, aseguró.

Aunque Adaín Ramírez quiere que todo vuelva a la normalidad dice que “si las cosas siguen igual no va haber mercancía para vender” y por lo tanto cerrar.

El plátano verde es uno de esos productos que se mantiene estable. Lo puede encontrar a $400 y $500 la unidad.

Se hizo un recorrido por algunos súper mercados y los precios subieron un poco, en uno de ellos manejan valores parecidos a lo que se observa en el mercado; incluso, ofrecen como oferta este martes rebajas en frutas y verduras.

Post Author: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.