10 estrategias para una mente positiva

Las personas que tienen una mente positiva son diferentes al resto de personas. Tienen carisma, te hacen sentir valioso, y más importante aun, cuentan con la capacidad de sacar el lado positivo de cualquier situación, sin importar su dificultad.

Si quieres construir una mejor versión tuya, debes desarrollar tu inteligencia emocional para tener una mente positiva, independientemente de las circunstancias y tu situación actual.

Las personas con una mente positiva entienden la importancia que tiene la gente que tienen a su lado, valoran los pequeños detalles que las vida les regala y han desarrollado una resiliencia increíble para afrontar las dificultades.

Como tener una mente positiva y fuerte:

Entonces, ¿cómo tener una mente positiva cuando enfrentamos tantos retos, momentos difíciles y debemos asumir realidades que simplemente no queremos aceptar?

De esto hablaremos en este artículo: de estrategias, hábitos y mantras para tener mente positiva y fuerte, sin importar por lo que estés pasando.

La mejor forma de hacerlo es conociendo el comportamiento de las personas con una mente positiva y modelando sus decisiones diarias. Aquí tienes lo que ellos hacen:

1. Contagian a los demás con su actitud mental positiva:

El entorno que te rodea influye fuertemente en tu actitud y estado de ánimo. Tienes dos alternativas: rodearte de personas tóxicas y negativas que verán todos los escenarios negativos, o rodearte de personas que no se conforman y siempre quieren crecer.

Las personas con una mente positiva impregnan su visión de vida en los demás. Estos brindan consejos, te hablan de las enseñanzas y experiencias.

Ellos, al igual que todos nosotros, tienen razones para estar inconformes, tristes y hasta deprimidos, pero ellos saben que su decisión, así que optan por tener una mente sana. 

2. Siempre hablan en tu tono amigable y cercano

Las personas con una mente positiva entienden el valor de las palabras. Así que son cuidadosos con lo que te dicen y la manera cómo lo hacen. Su tono amigable y cercano denota compresión, sabiduría y entendimiento.

El lenguaje corporal es fundamental para tener una mente positiva, así que debes presentarle atención a tu tono de comunicación.

3. No escuchan para responder, sino para entender

Solemos escuchar a las personas para responder. A medida que la otra parte va hablando tú vas preparando tu respuesta, vas pensando qué decir y cómo lo vas a hacer. En definitiva, no escuchamos para entender sino para responder.

Esto no es algo fácil, pero debes tomar conciencia la próxima vez que estés hablando con alguien; haz el trabajo de escucharlo, entenderlo y comprender su punto de vista. Este solo ejercicio evitará que te conviertas en una de esas personas difícil de tratar.

Tener una mente positiva no significa que siempre tengas una respuesta, más bien significa siempre estar disponible para escuchar.

4. Tienen la paciencia para comprenderte

Cada uno aprende a su propio ritmo, cada uno tiene sus habilidades, fortalezas y debilidades. Tener una mente positiva significa entender esto, que no todos piensan como tú, y que aun así, tienes la paciencia para comprender a los demás.

Escucharlos, entender su punto de vista así no lo compartas, y respetar sus ideas.

5. Tienen una mentalidad abierta al cambio y a las nuevas ideas

Este punto complementa el anterior. Las personas con una mente positiva no evitan el cambio o son reacios a las nuevas ideas. Ellos saben que hacerlo implica quedarse estancado en la vida.

Más bien ellos prefieren ser abiertos, buscar el cambio y hacerlo de manera positiva, con la tranquilidad que toda experiencia nueva trae nuevos aprendizajes.

6. No pierden el control en situaciones de dificultad

Cuando tienes una visión positiva de la vida y entiendes que todo tiene una lección a mensaje para tu vida, dejas el dramatismo a un lado en los momentos de dificultad.

La mayoría de personas no logra entender las lecciones de vida que dejan estos momentos ya que suelen perder el control, creen que todo va a empeorar y no creen ser capaces de superarlo.

No obstante, las personas con una mente positiva no piensan de esta manera. No es que sea fácil para ellos, pero su visión de largo plazo es capaz de mirar el momento con perspectiva.

7. A diario practican el hábito de la sonrisa

Así no tengas motivos para hacerlo, sonríe. El solo hecho de intentarlo, de pensar en un situación bonita en tu vida o inventarte cualquier excusa para hacerlo mejorará tu estado de ánimo.

Si es necesario, miéntete. Esta es una de las claves más importantes para aprender cómo ser feliz. Es mucho más fácil caminar por la vida con una sonrisa forzada, que buscando todas las piedras en el camino que justifiquen tu tristeza.

8. No postergan las actividades aburridas

Postergar tus pendientes te llena de estrés. Te hace sentir que tienes compromisos sin realizar y no te deja enfocar en lo importante.

Si quieres tener una mente positiva, la invitación es que asumas inmediatamente esa tarea que tanta pereza te da. Este ejercicio de dos minutos podrá ayudarte con esto.

Normalmente solemos postergar actividades que nos toman menos de dos minutos, así que deja de pensarlo y hazlo por defecto.

9. Te prestan atención como si fueras la persona más importante del mundo

¿Sabes qué es lo que hace única a las personas con una mente positiva? Es el hecho de que cuando están contigo, te hacen sentir que eres importante para alguien, que tus hobbies son interesantes y que tienes con quien compartir.

De ahora en adelante debes hacer sentir especial a las personas con quien hablas; guarda tu teléfono, apaga tu computador y céntrate así sean 15 minutos en todo lo que te dice esa persona. Muéstrate interesado, haz preguntas y escucha con atención.

10. Son abiertos a escuchar críticas y mejorar sus debilidades

Tener una mente positiva te permite extraer lo positivo de las críticas y los malos comentarios para tu crecimiento personal. Asumes estos mensajes como mecanismos para aprender cómo ser mejor persona.

Además, tener una actitud positiva no significa que no tengas debilidades. De hecho, lo más probable es que tengas muchas, pero sabes que estas no te limitan para hacer grandes cosas por ti y por los demás.

Tomado de emprendiendohistorias.com

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *